Subsidio cafetero para jubilados

Hace unos años tuve de compañero de trabajo a una persona mayor que despuntaba el vicio de cantor de tangos los viernes por la noche en el tradicional Café Vesuvio sobre Corrientes casi Libertad. Se presentaba como Angelito Reina, de quien nunca supe si era un nombre artístico o real. Una mañana yendo a la oficina lo vi sentado en un bar cercano. El sol lo iluminaba de tal modo que parecía una imagen religiosa. La escena me impactó. Angelito, hombre atildado en su vestir, de pelo tupido y dudoso colorido, estaba leyendo el diario y representaba todo lo que Buenos Aires es. Por supuesto, que la imagen que acompaño hoy no tiene nada que ver con Angelito ni con el café en cuestión. Pero, en las diferencias está la generalidad de la propuesta que presento. Para ayudar a contrarrestar las dificultades económicas que deberá enfrentar el rubro gastronómico post-Covid, propongo que los jubilados de CABA reciban un subsidio para poder asistir todas las mañanas a sus cafés de cercanía para consumir un café y pasar un rato. Los comercios podrían inscribirse en un listado, asentar el consumo del jubilado y luego solicitar el reintegro al GCBA o descargarlo del pago de impuestos. Los bares tendrían una mesas ocupadas (con horarios a convenir) y nuestros mayores una rutina diaria paga.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s