Esperando a Carusoni. (Pre1) Temporada 2

LA GAP

Este no es el Episodio 1 de la segunda temporada. Los nuevos capítulos arrancan en abril. No piensen que Carusoni la va de Susana o Tinelli que siempre largan más tarde. Pasa que luego de su tarjeta de saludos para las fiestas recién tuve contacto con él (bah, es una manera de decir) en febrero y necesito mínimo dos meses para poder procesarlo. Fue muy fuerte. Pero viene bien este reencuentro para retomar algunas historias secundarias que fueron mencionadas al describir distintos personajes y que valen de precalentamiento. Hoy retomo a KGB. La espía que lo amó. La mencioné en el último episodio. Una falsa japonesa de Haedo.

Esto que les cuento ocurrió entre 2002/3. Yo venía de obtener el 2° Premio del Concurso Regional de Novela 2001 del Ministerio de Cultura de la Nación. El galardón me aseguraba la publicación. Claro que en la Argentina todo, siempre, está sujeto a que las cosas no vuelen por el aire. Y mi suerte se enfrentó a un ventarrón único. Durante meses anduve presentando mi malafortunado, pero galardonado, texto en editoriales. (La historia ganadora merece abrir otra bifurcación en el futuro). Con visibles síntomas de una frustración patria que me iba ganando el cuerpo entré en el bar de Corrientes y Malabia. KGB, como de costumbre, estaba trabajando en su tableoffice. Corregía con frenesí textos propios y tachaba párrafos enteros ajenos. Tomo asiento y le pregunto desconsolado ¿cómo podés tener tanto para corregir? ¿qué lee la gente? ¿de qué hay que escribir?, me responde automáticamente, ¿entraste a librerías? ¿revisaste sus mesas? ¿no te diste cuenta que lo único que vende son libros de autoayuda, horóscopos y cómo hacer para encontrar el amor de tu vida? Dijo esto sin siquiera permitirse levantar la vista mientras intentaba colocar sin éxito la tapa a un resaltador que ya no servía. Y yo qué sé sobre signos, ascendentes y predicciones, insistí. Nada, pero sabes de Buenos Aires, escribite un horóscopo del amor en Buenos Aires, sentenció con sabiduría proverbial japonesa. Un chino.

Meses después volví a juntarme con KGB, reconvertido ya en la versión porteña de Ludovica Squirru y sus predicciones chinas, con mi trabajo concluido: la GAP (Guía de Amores Porteños).  

Tomé a Buenos Aires desde la nada a hoy. Tracé su recorrido histórico asignándole a cada etapa una característica. Las etapas las dividí en 5: Pampa, Puerto, Barrio, Mito y Tango. La pampa vacía la primera, lógico. Luego le sucedió el establecimiento definitivo de la ciudad y su repoblación a partir de los barcos. Toda esta masa de gente dio forma a los barrios y al posterior surgimiento de una clase media aspiracional con sueños míticos. Y todas las energías juntas dieron nacimiento al tango. Cada energía ocupa un territorio específico. Pampa son los barrios que lindan con la General Paz y están representados por mamíferos de la región. Puerto aquellos que tiene un límite acuático. Son peces u otras especies de río. Barrio son las barriadas que la energía Puerto desplazó hacia el oeste. Están representados por insectos urbanos que anidan en casas. Mito vendría a ser todo el territorio al norte de la Av. Córdoba. Y son animales mitológicos. Por último, Tango son los barrios más viejos pegados al puerto y son pájaros, los únicos animales mencionados en las poéticas tangueras.

Las energías ascendentes influyen según la proximidad de un barrio con sus vecinos. Y toda la información está volcada en una gran grilla que determina (de 1 hasta 5 obeliscos) las posibilidades de éxito en el amor y cuando ni vale la pena intentarlo.

Pero, el estudio no es excluyente para vecinos de Buenos Aires. Toda persona que entre y salga a diario y pase horas en la ciudad empieza a adquirir características propias del lugar y puede emplearlas a su favor. Por ejemplo, imagínense un zorzal de Balvanera (Energía Tango, Ascendente Mito) cortejando a un sapo de Pompeya (Energía Puerto, Ascendente Tango). O un ciervo de las pampas de Devoto pavoneándose frente a un engreído grillo de Caballito. Las peripecias de una luciérnaga de Flores para deslumbrar a un pegaso de Palermo. Y qué me dirían del éxito entre una mosca de Floresta y una anchoa de La Boca. La GAP también enseña a desistir a tiempo de vanos intentos. Funciona. Hace 17 conocí a una alondra libre de Boedo (Energía: Tango; Ascendente: Tango), supe cómo manejarme y todavía estamos juntos.

KGB hojeó la impresión de la Guía que le llevé. La más rápida (escritora y lectora) del Oeste cargó su bala de plata en la recamara y disparó certera: es genial, este material es para un consultorio sentimental, que la gente venga con una necesidad y nosotros la orientamos, hagamos un programa de radio. Otro. La historia sin fin. La Muralla China se construyó en menos tiempo que la salida al aire de mis audiciones inéditas. 

¿Viven en BA? ¿Son solos o están en pareja? ¿Quieren saber de qué signo son? ¿Cómo son sus características? ¿Alguien está interesado en la historia de mi novela que alcanzó un segundo premio nacional o lo único importante es un horóscopo del amor?

Ilustración: @cantinilucio

#esperandoacarusoni #episodio(pre)temporada2 #kgb

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s